“Cuanto más Reiki haces, mejor te sientes”.

Introducción al Reiki

El Reiki es una técnica de origen japonés centrada en la canalización y transmisión de energía para inducir a la reducción del estrés, a la relajación y a la curación de malestares, todo ello por medio de la simple energía de las manos.

La palabra Reiki proviene de las palabras Rei que tiene relación con el universo y Ki que significa energía de la vida. Por lo tanto, debido a su naturalidad, esta técnica puede ser implementada en humanos, en animales y hasta en plantas.

Para el Reiki, la energía de la fuerza vital es lo que nos hace ser débiles o fuertes. Si este grado de energía es bajo, es más probable que el cuerpo enferme y sienta estrés, a diferencia de uno alto en el que una persona es capaz de mantenerse sana y equilibrada a nivel espiritual.

¿Qué es el Reiki? (VIDEO)

Se trata de una técnica bastante noble que se adapta a cualquier persona (humanos sanos, enfermos, embarazadas y niños) permitiendo llegar a la raíz de su problema. El tratamiento promete ser una experiencia integral donde se incluye el cuerpo, las emociones, la mente y el espíritu, creando un ambiente de paz, seguridad y bienestar para quien lo realice y quien lo reciba.

El Reiki ofrece resultados positivos en diversos niveles de necesidades. Por ejemplo, en el nivel físico alivia dolencias, cura lesiones y permite un mejor funcionamiento del metabolismo. En el mental, trabaja contra el estrés, el insomnio, el nerviosismo y los malos hábitos. Dentro del espiritual el Reiki busca la paz, la armonía y el equilibrio del cuerpo. Y en el emocional, busca solución a problemas sentimentales, ira, agresividad, etc., esto por poner algunos ejemplos.

«No hay cuerpos enfermos, hay almas enfermas”.

Algo muy importante que debemos saber sobre el Reiki, es que no solo ha tenido reconocimiento del público en general, sino de autoridades de salud tan importantes como la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la OPS (Organización Panamericana de la Salud) que oficialmente lo consideran como una práctica de salud recomendable para el mejoramiento de la calidad de vida de personas que viven con VIH/SIDA. Así mismo, es aplicado en más de 1,000 hospitales de los Estados Unidos y Reino Unido. Estos datos pueden encontrarse fácilmente en línea.

Una persona con alguna enfermedad puede acudir sin temor a este método, pero también puede ser empleado como método de prevención para que el organismo evite enfermar. El Reiki no es enemigo de ningún tratamiento; puede funcionar en conjunto con técnicas médicas o terapéuticas para aliviar efectos secundarios y promover la recuperación.

Cabe destacar que el Reiki es de naturaleza espiritual, por lo tanto, no debe ser considerada como una religión y el que lo aplica podría o no incluir a algún tipo de deidad o santidad, todo dependiendo del entorno en el que esto se realice. No se requiere un tipo de creencia para aprenderlo y usarlo, simplemente funcionará si es aplicado por la persona que haya aprendido la técnica correctamente.

El aprendiz que emplee el Reiki para ayudar a otros, animará al cuerpo con la fuerza vital a través de unas puertas de entrada denominadas Chakras, que deben ser desbloqueadas para que toda la energía pueda envolver el cuerpo y actuar positivamente.

La creencia de los Chakras proviene de algunas culturas de Asia, principalmente del hinduismo. Se denominan como centros de energía situados en varios puntos de la anatomía humana que gobiernan nuestro cuerpo al regular la absorción y salida de la energía. La función de un Chakra o vórtice, es canalizar la energía universal en los puntos que se requiera; ya sea sobre órganos, sistemas humanos como el reproductor o el digestivo, sobre la mente, la estabilidad emocional, etc.

Como recomendación, para que las energías curativas del Reiki tengan efectos duraderos, es indispensable aceptar la responsabilidad de su sanación y participar activamente en ella. De todas las artes de equilibrio bioenergético nacidas en Asia, el Reiki constituye una importante vía para el encuentro del ser humano consigo mismo, haciéndolo capaz de alcanzar su plenitud mediante la armonización de sus sistemas, el autocontrol de sus emociones y la enseñanza de las acciones que bloquean y perturban la salud. El Reiki es sin duda, un tesoro invaluable de la cultura oriental que ha cambiado muchas vidas alrededor del mundo.